Etapas de Formación

linea

          ASPIRANTADO 

Es un acercamiento de la joven a la Comunidadpara un conocimiento mutuo. La edad mínima para ser admitida es de 18 hasta los 30 años, con estudios secundarios concluidos.

 

              NOVICIADO

Es un tiempo más intenso de preparación para asumir un compromiso más radical en la vivencia de nuestra espiritualidad y carisma.

             POSTULANTADO

Es el primer paso a la vida consagrada en una experiencia concreta dentro de la comunidad donde se va integrando gradualmente a la misma.

           JUNIORADO

Es un compromiso con Dios y la comunidad, a partir de la emisión de los Consejos Evangélicos que profesa temporalmente y está llamada a vivirlos de una manera radical.

 

 
 vocaciones 04

linea

 

VIDA MONASTICA

¿Cómo es la vida diaria de una monja de Nuestra Señora del Silencio?

Alterna su jornada monástica de cada día, entre: Oración, Liturgia de las Horas, Lectio Divina, Estudio, Trabajo, descanso y compartir fraterno.

 

 vocaciones 05 La oración: Es el  momento privilegiado, donde Dios nos hace merecedoras de su amor entrañable, a su vez le ofrendamos nuestro pobre corazón.

 vocaciones 06 Liturgia de las horas: Mediante la liturgia de las horas se santifica la jornada. La Iglesia confía ésta misión muy especialmente a la Vida Contemplativa.
 vocaciones 07 Lectio Divina: La Palabra de Dios es el centro de nuestra vida espiritual, vamos a ella en actitud humilde, de escucha y acogida a Dios que nos habla.
 vocaciones 08 Estudio: No es solo un conocimiento intelectual; la monja por sobre todo “medita la Ley del Señor día y noche”.
 vocaciones 09 Trabajo: Nos hace “uno con el Divino Artesano” lo propio en la vida monástica es “oración y trabajo” el cual es variado: fabricamos hostias, velas artesanales, ornamentos litúrgicos y otras manualidades; apicultura y una pequeña granja.  
 vocaciones 11 Descanso y vacaciones: Dios, “descanso de todo su trabajo de creación”. Nosotras encontramos paradójicamente, a la vez la fatiga y el descanso en Dios. En la jornada de cada día dedicamos 2 momentos a cultivar el espíritu de familia y una amistad evangélica.
 vocaciones 10 Fraternidad: Como miembros de una familia, que intenta ser reflejo en la tierra de la comunión trinitaria, compartimos con espíritu fraterno lo que somos y tenemos los dones de la naturaleza, de la gracia y el gozo de la consagración en el seguimiento de Cristo.

 linea