Atentas al llamado de Dios y a las orientaciones de la Iglesia acerca de la vida contemplativa, tras un largo discernimiento, en oración, reflexión y consultas, iniciamos un nuevo proyecto de vida que nos lleve a una vivencia radical de la vida monástica. Teniendo como modelo la actitud contemplativa de Nuestra Señora del Silencio.

mision 01

Nuestro fin es buscar la perfección cristiana como personas consagradas, siguiendo a Cristo por el camino de los consejos evangélicos, según la tradición de la vida monástica, camino que nos permite imitar la vida del Salvador y desplegar con más libertad las energías del amor. Llevamos una vida exclusivamente contemplativa, imitando especialmente a Jesús orando en el monte y sumergido en la intimidad amorosa con el Padre, glorificándolo e intercediendo ante él por todo el pueblo de Dios.

mision 02

Mensaje

mision 03

buscamos la perfección cristiana como personas consagradas, siguiendo a Cristo por el camino de los consejos evangélicos